COLABORA
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y contribuirás para que siga creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.

Siguenos en Facebook
¿Quién está en línea?
Tenemos 58 invitados conectado(s)
Comparte en Facebook

En esta tercera entrega sobre la historia de la religiones nos adentraremos en el mundo de las religiones politeístas. Como esbocé en el primer artículo no hay ninguna otra comparable con la religión egipcia, en la que profundizaremos en esta ocasión. Pero en primer lugar quiero realizar una reflexión personal, sobre cómo evolucionó la religión desde sus principios más remotos hace más de seis mil años y cómo comenzó a crear una pléyade de deidades al asentarse en las orillas del Nilo, convirtiéndose además en la fuente de las principales religiones actuales de Occidente y Oriente Medio.

Han sido muchos los libros consultados, infinidad de datos que me llevan a querer esbozar una reflexión personal, quizás algo audaz, pero son las conclusiones a las que me han llevado el estudio sobre las diversas religiones que durante años he llevado a cabo por pura curiosidad de conocer el cómo, el cuándo y el porqué de las mismas. Como he dicho al comenzar este artículo, ninguna es comparable a la riqueza de la diversidad de dioses egipcios, que llegaron a tener no menos de dos mil, cada uno con su ritual, su clero y su imagen. Pero quiero ir mucho más allá.

Mi conclusión es que todas las religiones occidentales, de Oriente Medio y parte de las orientales, nacen en Egipto, con muchos matices a esta afirmación. No cabe duda de que la egipcia, es la civilización más antigua y desarrollada, pero que también tuvo un principio completamente monoteísta y que en realidad nunca dejó de serlo a su manera, por muchos dioses que inventaran. Amón-Ra es el dios supremo de la jerarquía de sus deidades, del que aflora la trinidad: Isis, Osiris y Horus. Pero, ¿cómo puedo afirmar que comenzó siendo un monoteísmo que más tarde se desarrolló llegando a tal profusión de dioses?

Además, en la primera entrega de esta serie de artículos ya comenté que la primera religión monoteísta de la Historia nació en Egipto de la mano de Akenatón en la XVIII dinastía, pero quiero recalcar que es la primera de la que se tenga constancia histórica, lo que quiere decir, con pruebas fehacientes, ya que como he comentado, antes del Imperio Antiguo de Egipto y de asentarse en el Nilo esta civilización sin par, no me cave duda de que eran monoteístas. Voy a intentar aclararlo...

Tras mucho reflexionar, investigar y meditar sobre el tema, me ha sido sorprendentemente fácil llegar a una conclusión de porqué muchas religiones comenzaron siendo monoteístas pasando más tarde a ser politeístas. El politeísmo es el desarrollo y la evolución de la propia religión. Es la forma natural de progresar como civilización, siendo el monoteísmo, el estancamiento de las civilizaciones. Voy a explicar un poco como he llegado a esta resolución.

Como todos los pueblos, el egipcio era en su raíz un pueblo nómada, hasta que finalmente dieron con el Nilo y se asentaron en sus orillas, pasando este hecho a convertirla en una civilización hidráulica hace unos seis mil años.

Para el que no lo sepa, se llaman civilizaciones hidráulicas a aquellas que se caracterizan por ser las primeras en establecerse cerca de un río, que los abastece de agua, ayudando a su progreso como civilización avanzada. Se desarrollaron en las zonas de las tierras llamadas creciente fértil dónde los ríos caudalosos y las condiciones favorables del clima hacen propicia la llamada agricultura de alto rendimiento y establece ventajas como mantener una agricultura prospera y tener a mano vías para el transporte y las comunicaciones. Otras civilizaciones hidráulicas son la China, la Mesopotámica y la India.

Tras esta pequeña puntualización sobre este término, sigamos con la base central de este artículo...

Por norma, una de las características de los pueblos nómadas es que tienden a tener un único dios y habitualmente, éste no suele tener forma. ¿Por qué? Fácil. Porque de tener un dios antropomórfico, al que se le puede dar forma con la piedra o el metal, cada vez que se trasladan, y un pueblo nómada no para, han de cargar con él, con todo lo que ello conlleva al ser una divinidad. Así que de tener varios, la cosa se complica exponencialmente.

De ahí que los hebreos o los árabes sean monoteístas con dioses sin forma, porque sus raíces, hasta hace bien poco, son netamente nómadas.

Puedes decir que el cristianismo es monoteísta y sin embargo los cristianos occidentales no son nómadas. Pero no hay que olvidar, por mucho que algunos se empeñen en negarlo, que el cristianismo nace directamente del judaísmo como base. Sin embargo, una vez asentados en el Imperio Romano, rápidamente se convocó el Concilio de Nicea en el año 325, donde se decidió que Jesucristo no sólo era el hijo de dios, sino dios mismo encarnado y de repente, su dios dejó de no tener forma a ser antropomórfico y poderse elaborar ídolos con su imagen, aunque vaya incluso en contra de sus propias Escrituras.

Y dirás: "pero sigue siendo monoteísta, no existe ese desarrollo de dioses que según dices marca una civilización avanzada". Casi. Como ocurrió con la religión egipcia una vez que se asentaron y dejaron de ser nómadas, del  dios cristiano ya con una forma a la que adorar, emanó una trinidad: el hijo, el padre y el espíritu santo.

Y de nuevo puedes pensar que no se desarrolló más, pero... ¿A cuento de qué vienen tantos santos a los que los cristianos rezan, adoran y suplican particularmente, de la misma manera que los egipcios adoraban a Seth, Ptah o Hator, que no dejaban de ser dioses que intercedían en nombre de Amón-Ra dependiendo de sus características?

Hoy día podemos ver por ejemplo en nuestro país cómo muchos no rezan a dios en cualquiera de sus tres formas como trinidad, si no que se suplica con vehemencia, por ejemplo, a la virgen del Rocío o al apóstol Santiago, sin ser en realidad divinidades reconocidas con el centro de poder que es El Vaticano. Sin embargo, los que constituyen el pueblo cristiano, sí adoran o imploran favores directamente a esta especie de dioses menores, que incluso tienen su propia jerarquía en importancia, que se han ido multiplicando a través de los siglos y desarrollándose por medio de los llamados santos en esta religión supuestamente monoteísta.

Llegados a este punto, los egipcios, hace seis mil años, cuando eran un pueblo nómada, creían en un sólo dios sin forma, sencillamente por no cargar con el mamotreto por los desiertos y montañas. Una vez asentados, pudieron construir templos a ese dios que de repente tuvo forma en el disco solar Ra y poco a poco ir ideando nuevos dioses.

Al poco, comenzó a desarrollarse todo el politeísmo egipcio, como comenté, comenzando con una trinidad, para continuar a su vez desplegando y creando otras deidades a las que honrar e invocar de manera individual dependiendo de los aspectos y poderes que se les atribuyeran. Lógicamente, esto no ocurrió de un día para otro, sino que fue un desarrollo de siglos, conforme la civilización egipcia fue evolucionando. Opino que esto mismo está ocurriendo con la religión cristiana, todo es cuestión de tiempo conforme la civilización sigue avanzando.

Pero, ¿qué es el politeísmo? Vamos a ver, por ejemplo, que nos dicen los chavales de la Wikipedia. Copio y pego...

"El politeísmo es la religión cuyos seguidores creen en la existencia de múltiples dioses o divinidades, normalmente organizadas en una jerarquía. No se trata de una diferencia de nomenclatura -los distintos nombres de una deidad-, sino de diversos dioses con características individuales claramente identificables. En el politeísmo cada deidad puede ser honrada e invocada de manera individual dependiendo de los aspectos que se le atribuyan.

Una variante de politeísmo es el henoteísmo, donde una deidad ocupa un lugar de preeminencia y veneración por encima de las demás. Un ejemplo actual de religión politeísta es el hinduismo. Ejemplos históricos son las antiguas religiones egipcia, griega, romana, celta o nórdica.

En las sociedades politeístas no suele existir una teología propiamente dicha, aunque suele coexistir con sistemas filosóficos y éticos bastante complejos. Cada fuerza sobrenatural o acontecimiento trascendental (como el rayo, la muerte o el embarazo) atiende a unos mecanismos establecidos, que conforman un complejo orden cósmico muy jerarquizado, descrito mediante mitos, leyendas y obras sagradas. En el politeísmo, debido a un entramado muy consolidado de transmisión, oral o escrita, el conocimiento es acumulativo, es decir, es ampliado por la especulación de los individuos dedicados a ello (chamanes, brujos, poetas), o bien por contacto intercultural.

Se suele señalar que el politeísmo corresponde, a menudo, a sociedades igualmente jerarquizadas, con una gran demarcación en clases sociales. Ejemplos habituales se darían en el Antiguo Egipto, en la cultura clásica griega y romana o en el hinduismo. Algunas creencias politeístas sitúan además la preeminencia de un dios sobre el resto del panteón (culto conocido como henoteísmo), lo que hizo creer a los antropólogos evolucionistas que éste sería el paso natural al monoteísmo.

El politeísmo está considerado por los antropólogos evolucionistas como una forma bastante avanzada de religiosidad (propia de un cierto nivel de civilización), en la que las fuerzas de la naturaleza son discriminadas, separadas y seleccionadas, y, finalmente, representadas por una serie de dioses antropomórficos.
"

Como viene siendo normal en este que escribe, no suelo darle mucha fiabilidad a las entradas de la Wikipedia y como podéis comprobar, por lo expuesto con anteriormente, no estoy de acuerdo con algunos conceptos, como por ejemplo que la evolución natural es del politeísmo al monoteísmo, cuando observo que es al contrario. Pero bueno, esta reseña de la conocida pretendida enciclopedia digital universal, sirve para ilustrar un poco qué es eso de las religiones politeístas.

Tras exponer cómo comenzó a fraguarse el politeísmo de la civilización egipcia, veamos a sus principales deidades, en las que no pienso extenderme en exceso, ni verlas todas, esto es un artículo no una tesis doctoral ni uno o varios libros, que serían necesarios para dar salida a tamaña creatividad a la hora de idear dioses y explicar su importancia y atributos.

Los dioses egipcios comenzaron a desarrollarse desde el comienzo de su asentamiento en el Nilo, la época predinástica, el Imperio Antiguo y el Imperio Nuevo, hasta la imposición total del cristianismo como religión única, cuando las prácticas y adoraciones ancestrales de sus dioses fueron prohibidas en tiempos de Justiniano, en el año 535. Como podéis comprobar, no hace tanto como parece.

Durante la época predinástica, divinizaron aquellos fenómenos naturales que les desconcertaban, o infundían temor, de los que no conocían la razón de su proceder. Asociaron estas divinidades con las características de ciertos animales y los representaron con forma humana aunque conservando rasgos zoomorfos. Pongamos como ejemplo un par de casos: el halcón en el dios Horus, "el elevado", dios del cielo. El chacal del desierto, "el guardián de las necrópolis", se convierte en el dios protector, Anubis.

Además, les atribuyeron conceptos humanos, como la relación familiar, por lo que se formaron tríadas compuestas por un dios, su esposa y su hijo y también los dotaron de pasiones humanas, por lo que se les rendía culto con ofrendas en los templos a cambio de favores solicitados o recibidos.

A pesar de la agrupación de los pueblos egipcios en las "Dos Tierras": el Alto y Bajo Egipto, cada una de las provincias mantuvo sus deidades protectoras, lo que significaba la veneración a decenas de dioses, que adquirían mayor o menor relevancia según la importancia que tuviese cada ciudad según el momento: en Heliópolis se adoraba a Ra, en Tebas a Amón, en Menfis a Ptah y Hator...

Los sacerdotes de los templos principales comenzaron a organizar esta multitud de dioses y a explicar sus relaciones, la creación del mundo, las crecidas del Nilo... ideando y sistematizando las creencias en las denominadas teología Heliopolitana, Tebana y demás, reflejadas en los Textos de las Pirámides o en el mal llamado Libro de los Muertos, cuyo título real es el Libro de la Luz, ya que gracias a él, los muertos consiguen llegar al reino de la luz y alejarse de la oscuridad.

Mientras los líderes de los diversos grupos ganaban y perdían influencia, las creencias dominantes se transformaban e incluso se combinaban. Por ejemplo Ra y Amón se convirtieron en Amón-Ra, con las características de Ra como dominantes y posteriormente Ra fue asimilado a su vez por Horus, como Ra-Horajti. Después de que Ptah se convirtiera en Ptah-Seker, fue asimilado por Osiris, convirtiéndose en Ptah-Seker-Osiris...

Ya advertí que si profundizaba en las deidades egipcias y su desarrollo, daría para varios libros y esto es un simple artículo.

Con las diosas sucedió lo mismo: Hathor asimiló inicialmente las características de otras diosas, pero en última instancia fue asimilada con Isis. Los dioses maléficos fueron amalgamados de la misma forma, como Seth, quien originalmente era un héroe, asimiló todos las características de los dioses malvados. Esto ocurrió cuando los Hicsos invadieron Egipto y eligieron a Seth como dios protector, que más tarde fue condenado en el panteón egipcio una vez expulsado el invasor.

La triada o Trinidad que perduró con más vigor fue la de Osiris, Isis y Horus y su sempiterno enemigo Seth, tal y como se ejemplifica en la "Leyenda de Osiris e Isis". La tríada había asimilado muchos de los cultos y deidades anteriores y cada dios era adorado en su preferente lugar de veneración: Osiris en Abidos, Isis en Dendera, y Horus en Edfu.

Ahora vamos a ver, de forma resumida, los ocho principales dioses egipcios, con una importancia en sus cultos muy por encima del resto:

-Amón "El oculto", símbolo del poder creador y "Padre de todos los vientos". Se encuentra la primera mención conocida del dios Amón en los Textos de las Pirámides del Imperio Antiguo.

Amón representa un conjunto de conceptos abstractos asociados al aire, pues está en todas partes y en todo momento, todo lo ve, de ahí procede el título de "el oculto", ya que no podía verse, pero sí sentirse y era el que atendía generosamente las peticiones que el pueblo le hacía llegar mediante oraciones, súplicas y ofrendas.

Su culto principal se centró en Tebas, especialmente en los impresionantes templos de Karnak y Luxor, donde se organizaban multitudinarias procesiones en honor al dios. El cenit de tales celebraciones era durante dos festividades anuales: La fiesta de Opet y La hermosa fiesta del Valle. En ambas, una barca conteniendo una naos con la imagen del dios, era trasladada en un itinerario procesional por los templos de Luxor y Karnak.

El culto era extremadamente reservado, superponiendo barreras entre el pueblo creyente y la divinidad, en un principio opuesto totalmente a los cultos solares de Ra. Incluso en las salidas de las estatuas del dios en la barca procesional, su imagen no era nunca exhibida a los profanos, sino que siempre se encontraba oculta mediante cortinajes y paños, al igual que ocurrirá muchos siglos después con la famosa Arca de la Alianza hebrea.

Su imagen era adorada en el interior de los templos, pero sólo era accesible a los iniciados en una escala de sacerdotes con distintos grados y en una jerarquía claramente identificada, que en determinados momentos llegaron a tener un poder enorme, que llevó a luchas ocultas entre los sacerdotes y el propio faraón, para que el poder de éste no se viera supeditado por el del clero de Amón.

Más tarde se le asoció a Ra, dios de Heliópolis, bajo el nombre de Amón-Ra convirtiéndose en la principal divinidad de la religión egipcia y cuyo nombre llevaron muchos faraones en su titulatura.

A comienzos del Imperio Nuevo fue considerado el dios dinástico, por la devoción que le profesaban los faraones tebanos, eclipsando otras divinidades de Tebas. La guerra contra los Hicsos y la victoria, llevada a cabo por los príncipes tebanos de la XVII dinastía, provocaría también el encumbramiento de Amón a máxima divinidad del panteón egipcio. Fue durante la XVIII dinastía y sobre todo bajo el mandato de Ramsés el Grande cuando se concluyó su síntesis en Amón-Ra.

-Ra, "Gran Dios", dios solar de Heliópolis. Ra era el símbolo de la luz solar, dador de vida, así como responsable del ciclo de la muerte y la resurrección.

A principios del Imperio Antiguo, Ra era sólo una de las varias deidades solares existentes, pero hacia 2.400 antes de nuestra era, se había convertido en el dios oficial de los faraones, que se consideraban sus hijos e incluso sus reencarnaciones. Durante la V dinastía, fue elevado a deidad nacional y posteriormente vinculado al dios tebano Amón para convertirse finalmente en Amón-Ra "único creador de la vida", como comentamos anteriormente, la principal deidad del panteón egipcio.

-Isis, "Gran maga", "Gran diosa madre", "Reina de los dioses", "Fuerza fecundadora de la naturaleza", "Diosa de la maternidad y del nacimiento".

Isis era representada como mujer con el jeroglífico del "trono" Ast sobre su cabeza. Otras veces está sentada, ostentando un tocado con el disco solar, por ser hija de Ra, el dios Solar. Podemos verla igualmente con alas de milano, abriendo sus brazos para bendecir a sus devotos e hijos, simbolizando su maternidad, con forma de diosa árbol, amamantando al faraón.

Isis es esposa y hermana de Osiris y la madre de Horus y fue venerada como la esposa y la madre arquetípica. Plutarco escribió un relato narrando la historia de la tríada a la que pertenece esta imprescindible diosa:

Osiris, hermano y esposo de Isis, reinaba en el antiguo Egipto con paz, armonía y sabiduría. El Nilo fertilizaba la tierra y las cosechas eran abundantes. Sus súbditos eran felices. Un día, Osiris salió de viaje para conocer otras civilizaciones y dejó el reino bajo el mando de su esposa Isis. Seth, su envidioso hermano, se sintió humillado pues creía que él debería gobernar y no Isis.

Cuando el dios Osiris volvió, Seth quiso hacer una gran fiesta de bienvenida y lanzó un desafío a los invitados: aquél que entrase en el cofre que Seth había traído, éste se lo regalaba como prueba de fidelidad y respeto. Muchos lo intentaron pero el cofre resultaba pequeño o grande. Osiris, curioso, quiso probar y le encajó perfectamente. Seth sabía el tamaño del hermano y era por esto que el cofre le había servido como un guante. Inmediatamente el hermano, junto con 72 cómplices, cerraron la caja de metal herméticamente y la arrojaron al Nilo.

Isis, con amor y confianza, empezó su travesía para recuperar el cuerpo de su esposo. Después de largas y penosas caminatas por Egipto, la diosa encontró el cofre con los restos de Osiris. Pero el drama continuó cuando Seth, en su maldad sin fin, robó el cadáver y lo cortó en catorce pedazos que, nuevamente, esparció por todo el reino.

Isis no se rindió y en compañía de su hermana Neftis, la esposa de Seth, recorrió cada lugar del reino. Finalmente, consiguieron encontrar todos los pedazos con excepción del pene. Sin embargo, Isis reconstruyó a Osiris ayudada por Anubis y Neftis e impregnada de él concibió a Horus, quien posteriormente vengaría a su padre luchando contra Seth.

-Osiris es el dios egipcio de la resurrección, símbolo de la fertilidad y regeneración del Nilo. Es el dios de la vegetación y la agricultura. También preside el tribunal del juicio de los muertos.

A Osiris se le representa casi siempre momificado, con el rostro de diferentes colores. Cuando nos encontramos a Osiris representado con la piel de color verde o negra, es en función de su rol como dios de la vegetación y siguiendo el paralelismo entre ciclo agrícola y ciclo de vida, muerte y resurrección. El color negro hace referencia a la nueva vida, no es un simbolismo asociado a la oscuridad, sino a la tierra negra y fértil que en cada inundación aportaba nueva vida al campo. El verde simbolizaba la resurrección y también la tierra pero en oposición al mar o al cielo.

Era el jefe de la tríada formada por Osiris, Isis (su mujer) y Horus (su hijo). El mito de Osiris introduce en la religión las nuevas ideas del bien y del mal. En el mito inicial, Osiris, el bien, es asesinado por su hermano Seth, el mal. Con su resurrección gracias a Isis, se establece el triunfo del bien sobre el mal.

Osiris fue un héroe cultural, rey mítico, fundador de la nación egipcia, que enseñó a los hombres la civilización, las leyes, la agricultura y cómo adorar a los dioses. Muere como hombre pero resucita como inmortal gracias a Thot. Es el responsable de juzgar a los muertos, donde está acompañado por 42 dioses, uno por cada provincia egipcia, que dictaminarán lo que acaecerá al difunto.

En los textos funerarios, como el Libro de los Muertos, el faraón difunto se identifica con Osiris, rey de los muertos, del mismo modo que en vida lo había hecho con su hijo Horus.

-Horus, "el elevado", dios celeste en la mitología egipcia y el tercer miembro de su principal trinidad. Se le consideró iniciador de la civilización egipcia. Es representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón, con la doble corona. También, como un disco solar con alas de halcón desplegadas, sobre las puertas y en las salas de los templos.

Horus es un dios muy antiguo, ya conocido en la época predinástica. Era un dios vinculado a la realeza que tutelaba a los monarcas tinitas, cuyo centro de culto era Hieracómpolis. Desde el Imperio Antiguo, el faraón es la manifestación de Horus en la tierra, aunque al morir se convertirá en Osiris, y formará parte del dios creador Ra. Durante el Imperio Nuevo se le asoció al dios Ra, como Ra-Horajty.

Según la mitología de Heliópolis, Geb, la tierra de Egipto y su esposa y hermana Nut, el cielo, dan vida a dos varones, Osiris y Seth, y dos mujeres: Isis y Neftis. Osiris se casa con Isis, y Seth con Neftis.  Ya vimos la leyenda que cuenta los enfrentamientos entre Osiris y su hermano Seth y cómo Isis le devuelve a la vida.

También, utilizando su magia, Isis pudo concebir un hijo del resucitado Osiris: Horus. Al poco tiempo de nacer, Horus, fue escondido por su madre Isis y lo dejó al cuidado de Thot, dios de la sabiduría, que lo instruyó y crió hasta convertirse en un excepcional guerrero. Al llegar a la mayoría de edad, ayudado por los Shemsu Hor luchó contra Seth para recuperar el trono de su padre, asesinado por aquél. Seth quedó como el dios del Alto Egipto y Horus del Bajo Egipto. Posteriormente Horus fue dios de todo Egipto, mientras que Seth era dios del desierto y de los pueblos extranjeros. Este mito representa la lucha entre la fertilidad del valle del Nilo, Osiris y la aridez del desierto, Seth.

Como dios solar, Horus defiende la barca de Ra, con la ayuda de Seth, contra la gran serpiente Apep. Además es el protector de Osiris en el inframundo egipcio. Durante el juicio de Osiris, según el Libro de los Muertos, es el mediador entre el muerto y su padre Osiris.

-Ptah, "Señor de la magia", "Señor de la Oscuridad", "Señor de la Verdad", "el de hermoso rostro". Es un dios creador, "Maestro constructor", inventor de la albañilería, patrón de los arquitectos y artesanos. Se le atribuía también un poder sanador.

Era la deidad de la ciudad de Menfis, por esto, mientras esta ciudad fue capital política del reino durante el Imperio Antiguo, el culto y el clero de Ptah conservaron una posición de preeminencia. Pero a pesar de esto, con el tiempo perdió notoriedad frente a Ra y Amón.

Ptah creó a los dioses, que son atribuciones y modos de su creador, estableció las provincias, edificó las ciudades, asignó a cada dios su lugar de culto, edificó sus templos y determinó las ofrendas que debían recibir.

Su esposa era la relevante diosa de la guerra Sejmet "la terrible" y sus hijos Perfum, los Patecos y el destacado Imhotep.

-Thot es el dios de la sabiduría, la escritura, la música, los conjuros, hechizos mágicos y símbolo de la Luna. Hombre con cabeza de ibis, una pluma y la tablilla de escriba celestial para anotar los pensamientos, palabras y actos de los hombres y pesarlos en su balanza. También era representado con asiduidad como un babuino.

Thot, como dios de la sabiduría, tenía autoridad sobre todos los dioses. También fue el inventor de la escritura, patrón de los escribas, de las artes y las ciencias. Como dios de la escritura, era el inventor de todas las palabras del lenguaje articulado. También fue considerado el arquitecto que conocía los trazados y trayectorias de todas las cosas, el señor de los inventores y de la sabiduría. Estaba relacionado con la música como inventor de la lira.

Era un dios lunar medidor del tiempo y el que estableció el primer calendario y por eso el primer mes llevaba su nombre. Creó los cinco días Heru Renpet, quitándolos de la luminosidad de Jonsu, que simbolizaba la Luna. Estos nuevos días permitieron a Nut parir cuatro hijos, pues Ra le había impedido tenerlos en el transcurso del año. Estos fueron ni más ni menos que Osiris, Seth, Isis y Neftis.

Pero sobre todo, Thot desempeña el oficio de escribano sagrado, ya que documenta los hechos en la sala de las Dos Verdades. Es el registrador y el juez. En el panteón egipcio asistía al pesaje de las "almas" en una balanza, en el juicio de los muertos ante Osiris.

-Maat
, mi diosa favorita y por eso la he dejado para el final. Maat, símbolo de la Verdad, la Justicia y la Armonía cósmica. También era representada como hija de Ra. Fundamentalmente, Maat es un concepto abstracto de justicia universal, de equilibrio y armonía cósmicos que imperan en el mundo en sus orígenes y que es necesario preservar.

Como diosa, Maat aparece representada como una mujer, de pie o sentada, llevando sobre la cabeza su símbolo por antonomasia: una pluma.

La creencia en Maat proviene también de los orígenes más remotos de la cultura egipcia y es un elemento clave e imprescindible, ya que es la Justicia en su estado puro, que siempre debe reinar sobre las tierras del Nilo. Además, es la diosa que ayuda a Ra en su lucha contra el mal y las tinieblas. Sin su mediación, el bien está perdido.

Maat era para los egipcios la fuerza benefactora de la que se nutrían los dioses. Por ello los sacerdotes hacían diariamente ofrendas y rituales de magia con el fin de garantizar su preponderancia, pues de ello dependía el mantenimiento del orden armonioso y justo del mundo.

Maat estaba estrechamente ligada a la figura del faraón, en un sentido religioso y moral. Esta vinculación alcanzó su máximo desarrollo en el Imperio Antiguo y era frecuente que fuera el rey mismo quien hiciera las ofrendas diarias y guardara para que la Justicia siempre triunfara.

El faraón, como suprema encarnación de la justicia humana y divina, debía encargarse tanto de propiciar el predominio de Maat como de obrar por la prosperidad y bienestar de su pueblo. Ambas cosas estaban estrechamente relacionadas, pues eran guiadas por los mismos principios de Orden, Verdad y Justicia, imprescindibles en la civilización egipcia.

La bonanza era interpretada como resultado del buen hacer del faraón, que hacía que la Justicia de Maat fuera igual para todos y cada uno de los habitantes de Egipto. En caso contrario, aparecían las crisis y malos tiempos que denotaban una derrota de Maat a manos de las fuerzas malignas y corruptas contra las que el poder del faraón debía luchar constantemente.

Su nombre lo adoptaron importantes faraones, como la reina Hatshepsut: Maatkara Hatshepsut.

Una curiosidad, el símbolo del Ejército del Aire español, es precisamente una representación de Maat, con el disco solar en el centro y sus alas extendida a los lados. Y esto que parece broma no lo es. Aunque no vaya con el artículo, cuento cómo surgió. El diseño del emblema de nuestra aviación se gestó en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, en el domicilio del infante don Alfonso de Orleáns y la princesa Beatriz. Un grupo de aviadores militares, charlaban sobre la conveniencia de crear un distintivo que los identificara para colocar sobre la guerrera de sus uniformes. La princesa Beatriz abandonó la reunión y fue a su estudio, cuyas paredes estaban decoradas con pinturas de inspiración egipcia, tan de moda en aquellos momentos. El diseño que propuso fueron unas alas desplegadas, unidas por un círculo rojo, símbolo habitual de la deidad egipcia que estamos tratando. Se le añadió la corona real y listo.

Hasta aquí la referencia a estos ocho dioses, los más importantes y relevantes. Como he comentado, la cantidad de dioses egipcios es abrumadora, de la misma manera que toda su simbología y mitología, por lo que seria imposible darles salida en un artículo e incluso en un único libro, dada la complejidad, los cambios y desarrollo de cada una de las deidades egipcias. Pero como ejemplo, creo que ilustra lo suficiente el politeísmo y el panteón de dioses egipcio

Este artículo sobre el politeísmo debería esclarecer el concepto de estas religiones sobradamente, pero creo que antes de sumergirnos en el monoteísmo, sería interesante que en las siguientes entregas veamos los panteones griego y romano, que son los que más han influido en la civilización occidental y en los cultos cristianos, dejando algo de lado los celta y nórdicos, casi igual de ricos, pero sería tan sólo una lista de dioses y propiedades que igual podría llegar a aburrir.

Quiero volver a recalcar y hacer hincapié, en que las religiones politeístas, al contrario que las monoteístas, eran tremendamente permisivas con otras religiones, las cuales incluso absorbían o adaptaban. No existiendo por lo tanto, guerras amparadas en la religión o el intento de conversión e incluso de eliminación física de los creyentes de otras religiones en nombre de un dios en particular, utilizado casi siempre como excusa para ampliar poder.

Espero que esta entrega te haya resultado interesante. Por mi parte, comienzo ya a trabajar en la próxima entrega de la Historia de las Religiones.

José Luis Carranco

Share
Share/Save/Bookmark

Comentarios 

 
+6 #1 Damian 14-02-2012 21:00
Interesante articulo de nuevo que nos enseña un poco mas de las religiones, muy bueno este de las religiones politeistas, que dan sentido al resto de las religiones poco a poco.
Citar
 
 
+4 #2 Nina 17-06-2012 13:59
Me ha servido de mucho su información, ya que llevo una clase de simbolismo egipcio y necesito explicar cada Deidad con sus atributos más importantes, la imágenes estás bellas. Muchasr gracias por compartir conocimiento. Un saludo especial.
Citar
 
 
0 #3 Felipe 18-07-2012 16:03
Faltó mayor investigación sobre el cristianismo, el concepto de trinidad y la veneración de santos no la convierte en politeísta.
Citar
 
 
+1 #4 DBDBBMDBC 16-10-2012 22:51
ESTO SI ME SIRVIÓ MUCHO ME PREUNTO SI TIENEN NOMBRE DE DIODES HEBREOS
Citar
 
 
0 #5 The Cazarecompensas 28-09-2013 23:53
me sirve ehhhhhhhhh... graxx :lol:
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

INICIO
E.A.C. RADIO
Banner
APADRÍNANOS
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y así seguir creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.