COLABORA
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y contribuirás para que siga creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.

Siguenos en Facebook
¿Quién está en línea?
Tenemos 40 invitados conectado(s)
Comparte en Facebook

Hablar sobre la legiones de Roma no es hacerlo propiamente sobre la vida en la capital del Imperio, pero es necesario para vislumbrar cómo fue posible construir una civilización y un Imperio con unos avances y una longevidad que no se han vuelto a repetir en la Historia. Este capítulo será mucho más breve, pero estará complementado al final con unos vídeos sobre las armas de las legiones romanas, para así poder comprender cómo llegaron a tener un nivel de sofisticación en sus estrategias y una disciplina, que les hacía salir victoriosos a pesar de enfrentarse con enemigos con una superioridad numérica que haría temblar al más valeroso, excepto a un legionario romano.


En los vídeos podréis ver cómo luchaban, las armas que usaban y cómo se entrenaba un legionario romano, pero hay algunas cosas más que añadir. Fue el primer ejército realmente profesional de la Historia, el primero uniformado y el primero en usar armas que no volvieron a verse hasta dos mil años después. No sólo son las catapultas romanas, de una precisión impresionante, sus torres de asalto o su organización entre tropas auxiliares y los diferentes cuerpos que conformaban una legión, como arqueros, caballería, artillería... todas para apoyar a la imparable infantería pesada, sino que a muchos asombrará, por lo novedoso de este descubrimiento, que contaran incluso con lanzallamas que proyectaba nafta ardiente con un alcance de ocho a diez metros, que seguramente aterrorizarían al más aguerrido contrincante.

Al principio de la época de la Republica sólo podían ser legionarios los romanos con tierras en propiedad, al final se admitía a cualquier ciudadano romano y con el Imperio, se profesionalizó de tal manera que cualquiera podía aspirar a serlo. Ser legionario tenía muchas ventajas, pero era un trabajo duro como pocos, imposible de comparar con los ejércitos actuales.

El servicio era de veinticinco años y estaba muy bien pagado. Gracias a su estrategia de combate no solían tener muchas bajas y al completar el servicio, el legionario solía licenciarse sobre los cuarenta años, alcanzaba la ciudadanía romana de no tenerla, podía acceder a puestos políticos, también tenía derecho a varias hectáreas de tierra cultivable, una casa, animales, esclavos, un finiquito generoso y una pensión. Roma pagaba bien a quienes luchaban por ella y la hacían grande.

Además, un legionario romano era una inversión importante, el uniforme, la impedimenta, el entrenamiento... todo esto tenía un coste altísimo y Roma cuidaba con esmero sus inversiones. Es por ello que los legionarios contaban con un servicio médico soberbio, que poco tiene que envidiar al actual.

Rompamos de nuevo otro de los grandes bulos del cine, del que muchos creen haber aprendido algo sobre Roma y sus legiones. Los galenos romanos usaban un material quirúrgico casi idéntico al actual, también utilizaban anestesia y conocían las propiedades del pan con moho como antibiótico, algo que no volvió a descubrirse hasta mediados del siglo XX. Incluso se utilizaban esas larvas que sólo comen carne muerta y respeta los tejidos sanos, algo tan novedoso, que se está comenzando a utilizar hoy día con excelentes resultados.

De la misma forma, si un legionario perdía alguna de sus extremidades en combate y no podía continuar en el ejército en otros departamentos, era licenciado, el Estado se hacía cargo de todos los costes y tenía derecho a una pensión vitalicia acorde con su sacrificio. Y dentro de estos cuidados médicos, otra de las ventajas del legionario, era que contaba de forma gratuita con servicios de cirugía estética en caso de cicatrices que deformaran su rostro. Como dije antes Roma cuidaba de sus inversiones y de quienes les procuraba honor y gloria al Imperio.

Sería complicado extenderse hablando de las numerosas armas y portentosos artilugios bélicos que usaban y de hacerlo, merecerían un capítulo aparte, sobre todo el que usaban las numerosas tropas auxiliares y diferentes cuerpos de una legión, que contaban con un nivel de sofisticación que no tiene nada que envidiar a las actuales, salvando la tecnología, obviamente. Pero en la actualidad, no existe ningún ejército que pueda compararse a las legiones romanas ni a su tremenda preparación, que difícilmente soportaría cualquiera de los cuerpos de élite de los ejércitos actuales, porque si el legionario daba un paso atrás no era para replegarse, si no para impulsarse veinte hacia delante, seguro de su victoria y sin temor a la muerte, pues si llegara el caso, ésta era para mayor honor, grandeza y gloria de Roma.

Como comenté, la instrucción del legionario era formidable, y a veces el terror hacia sus centuriones era superior al que pudieran sentir ante el enemigo, que por muy bárbaro, bien armado y bestia que pudiera parecer, no tenía nada que hacer ante una cohorte romana perfectamente entrenada y disciplinada. Obviamente hubo derrotas, pero son las menos, y hasta que el Imperio no comenzó a entrar en decadencia, no lo hicieron también sus legiones.

Las legiones tenían tal poder, que podían deponer y poner a un emperador dependiendo de su gobierno, de su lealtad hacia su general y cómo no, de la paga. Los peores momentos del Imperio siempre fueron las numerosas guerras civiles, cuando las legiones se enfrentaban entre sí con las mismas armas y estrategias. Estas guerras intestinas, sangraban al Imperio hasta que se alzaba un vencedor e instauraba la paz. De esta forma fue como nació el Imperio, cuando tras la guerra civil que hubo tras el asesinato de Julio César, se enfrentaron su sucesor Octavio y Marco Antonio.

La victoria de Octavio hizo que Egipto entrara a formar parte del Imperio y que el senado lo proclamara emperador. Las legiones juraron lealtad a su primer emperador Octavio Augusto y Roma conoció los mejores tiempos del Imperio. Se extendieron aún más las fronteras, hubo un período de seguridad, paz y prosperidad como nunca antes se conocieron y se logró que todo el mundo conocido se rindiera ante el poder de Roma y sus invencibles e impresionantes legiones.

Ahora os dejo con un entretenido reportaje, dividido en tres partes, del canal Historia, dentro de su serie Conquista, que os mostrará las armas de Roma, las que hicieron posible que en el mundo hubiera una civilización y un Imperio como nunca antes existió y que jamás volverá a existir sobre la Tierra, y todo fue posible gracias a las Legiones de Roma.

 

 

 

José Luis Carranco

Share
Share/Save/Bookmark

Comentarios 

 
+3 #1 Damian 04-09-2011 13:10
Un magnifico reportaje y acompañadode esos videos, me ha encantado sumergirme en esta historia que nos han dado como siempre como los demas quieresn que pensemos y no con la verdad....
Citar
 
 
+3 #2 No Name 05-09-2011 13:00
Como nos vas teniendo acostumbrados, otra entrega genial. Muchas gracias por compartir tus trabajos y tan enorme esfuerzo. Un saludo.
Citar
 
 
+2 #3 LEGIONARIO 25-02-2012 19:11
ESTE POST ESTA SUPER GENIAL !!!! 8)
Citar
 
 
0 #4 luisa bustos 701 27-02-2014 01:53
:D 8) :lol: GRACIAS POR ESTA PAQUINA ISE LA TAREA BIEN
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

INICIO
E.A.C. RADIO
Banner
APADRÍNANOS
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y así seguir creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.