COLABORA
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y contribuirás para que siga creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.

Siguenos en Facebook
¿Quién está en línea?
Tenemos 54 invitados conectado(s)
Comparte en Facebook

Inicio con esta entrada una nueva serie de artículos dedicados a palabras que solemos usar comúnmente, pero que en la mayoría de las ocasiones desconocemos su origen, la razón de su existencia y la historia que hizo que llegara hasta nosotros, a veces con una evolución un tanto rocambolesca que hace que no se parezca en nada a su raíz. Obviamente, recurriré a variadas fuentes para realizar estos artículos, aunque tengo que decir que a veces me he encontrado con diferencias abismales en la información que he ido hallando, por lo que ofrezco la que me ha resultado más veraz. Espero que os parezca interesante y entretenido. Comencemos...

TRABAJO

Según la Real Academia de la Lengua la palabra trabajo significa: "Acción y efecto de trabajar". "Ocupación retribuida". "Penalidad, molestia, tormento o suceso infeliz".

En la Biblia, Dios a modo de castigo, le dice al hombre que comerá pan con el sudor de su frente hasta que vuelva a la tierra, o sea, que a trabajar hasta morir para poder comer, un señor de lo más simpático y agradable. Queda claro que trabajar es considerado un castigo, un suplicio, un tormento y como podremos ver la palabra trabajo tiene una procedencia de lo más oportuna.

Trabajo viene de la palabra latina "tripalium", que no es otra cosa que un instrumento de tortura, cuyo nombre deriva de los tres palos de los que estaba formado. Total, que el trabajo es algo chungo que no dignifica a nadie, es un castigo y un suplicio al que la inmensa mayoría de los seres humanos estamos condenados, para que unos pocos se den la gran vida sin sufrir ningún suplicio, sin ser castigados, sin trabajar. Y ahora sigamos con la siguiente palabra que precisamente viene a cuento al hablar de esos pocos que viven a costa del sudor y el suplicio de los demás...

BANCO

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Establecimiento público de crédito, constituido en sociedad por acciones".

Una definición de lo más inocente para un negocio que te da un crédito siempre que pruebes que no lo necesitas o como dijo alguien un día, unos señores que te prestan un paraguas cuando hace sol y te lo quitan cuando llueve. Pero primeramente, la RAE también nos dice que banco es un asiento, con respaldo o sin él, en que pueden sentarse varias personas.

¿Cómo de ser un simple asiento, banco llegó a ser también una entidad capaz de gobernar el mundo y nuestras vidas para exprimirnos hasta la muerte? Bien, intenta imaginar que hace más de un milenio en un mismo país había una cantidad tremenda de diferentes monedas, cada cual con su valor y si juntamos por ejemplo toda Europa y todo lo que entraba de fuera, la cantidad de distintas monedas era incalculable. Para esto existían unos señores llamados cambistas, o sea que te cambiaban las monedas que llevabas al llegar a una ciudad por las que comúnmente se usaban en el lugar.

Los cambistas se encontraban normalmente en la plaza sentados precisamente en un banco, el de madera, y como era normal ya había competencia, por lo que el forastero podía ser aconsejado para dirigirse al banco de Pérez o al banco de García, según las posibles ventajas, pocas,  que ofrecía el recomendado en el cambio.

Ya desde entonces también le viene a los bancos la costumbre de robar a los clientes, ya que lo que hoy se conoce como devaluar una moneda, o quitarle valor, lo practicaban alegremente los dueños de los bancos de la plaza limando por ejemplo los bordes de las monedas de oro cuyo polvillo era recogido para enriquecerse un "poquito" más. Esto podríamos imaginar que eran como las "comisiones" de la época, ilegales, pero de las que no te libras. Es por eso que las monedas llevan estrías o dibujos en los bordes, para notar cuando los bancos las limaban o devaluaban.

Ser cambista queda claro que era un negocio bastante lucrativo hasta llegar hoy día, pero en su momento también era bastante complicado, ya que tenían que estar al día del valor de las innumerables monedas que circulaban. También ocurría que al banquero le fuera mal y se arruinara, entonces el gobierno de la ciudad mandaba romperle el banco para que no pudiera seguir haciendo negocios, lo que nos llevó a la palabra bancarrota o quiebra. No has sabido gestionar tu negocio y te lo quitan, lo normal, no como hoy día, que los bancos están más que cubiertos, pueden especular todo lo que quieran con nuestros dineros, que cuando se arruinan, en vez romperle el banco, el Gobierno le regala uno nuevo.

CAMARADA

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Persona que acompaña a otra y come y vive con ella". "En ciertos partidos políticos y sindicatos, correligionario o compañero".

Esta palabra que tanto se ha usado en esos partidos políticos, tiene su origen en el ejército, más concretamente en la palabra "cámara", lugar donde había varias camas donde se alojaban los soldados. En definitiva, la palabra camarada se comenzó a utilizar entre los soldados que compartían la misma cámara o habitación. No fue hasta la Revolución Francesa de 1790 cuando la palabra "camarada" se popularizó tomando el significado que tiene hoy día.

"Camarero" también procede de cámara, era el que se ocupaba de la habitación de un señor y se encargaba de hacer la cama, limpiar y ventilar. Otra palabra con la misma procedencia es "camarilla", que tuvo su origen en las reuniones que organizaba Fernando VII en su cámara particular con sus consejeros y amigachos, para conspirar contra su padre el rey y contra el propio pueblo. Como eran gente chunga y de muy poco fiar, la palabra camarilla se usaba normalmente de forma despectiva y en tono peyorativo.

BISOÑO

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Dicho de la tropa o de un soldado nuevo". "Nuevo e inexperto en cualquier arte u oficio".

Vale que esta palabra ya casi no se usa, pero para los que hicimos la mili hace unas décadas aún solía utilizarse, ya que al igual que camarada, bisoño tiene un origen netamente militar y se remonta al siglo XVI. Por aquel entonces, el rey de Francia Francisco I y el rey de España Carlos I estaban a la greña por controlar territorios italianos, cuando las tropas españolas llegaron a Italia, lógicamente no conocían el idioma y una de las primeras palabras que aprendieron fue "bisogno", que se pronuncia bisoño y que significa, "necesito".

Así que cuando los soldados españoles querían algo, decían bisoño esto o bisoño lo otro y los italianos, al ver aparecer a las tropas españolas, decían "ahí llegan los bisoños". La palabra pasó a España con estos soldados cuando regresaron de Italia y entró a formar parte de nuestro vocabulario para definir al nuevo, que ya se sabe que el nuevo siempre necesita algo. De lo militar pasó a lo cotidiano para definir a alguien nuevo en un oficio: un albañil bisoño, un artista bisoño, cantante bisoño... Como dije antes no se suele utilizar casi nada hoy día, pero me pareció curioso el nacimiento de esta palabra.

FOSIL

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Se dice de la sustancia de origen orgánico más o menos petrificada, que por causas naturales se encuentra en las capas terrestres". "Viejo, anticuado". "Manuel Fraga".

La palabra fósil proviene del latín fossilium y a su vez éste viene del verbo fodere que significa excavar. De ahí también proviene la palabra Fosa. En el siglo XVI la palabra fósil sólo se refería a los minerales extraídos de la tierra y no fue hasta el siglo XIX cuando se popularizó su uso en el sentido actual de vestigio petrificados de organismos ya extintos. De modo que un fósil significa literalmente "objeto excavado", aunque en ocasiones veo fósiles a diario en la televisión y hasta por la calle sin tener que excabar.

LENTE

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Objeto transparente, generalmente de vidrio, que se utiliza en los instrumentos ópticos para desviar la trayectoria de los rayos luminosos y formar imágenes". "Lente provisto de armadura que se coloca cerca del ojo para corregir defectos de la visión".

Este aparato con armadura o marco en el que se colocaban pequeños discos de vidrio llamados lentes que nos dice la RAE, no comenzaron a fabricarse hasta el siglo XIV, es lo que serían las primeras gafas para corregir defectos de visión. Pues bien, como estos pequeños discos tenían forma de lentejas, se les llamó "lentejas de vidrio", que poco a poco se fue acortando hasta quedarse en "lente".

CHOFER

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Persona que, por oficio, conduce un automóvil".

Pero etimológicamente hablando, esta palabra designa a la persona que mantiene vivo el fuego de unos fogones, lo que sería un fogonero. Bien, la palabra viene del francés "chauffeur", que es como se denominaba a los fogoneros de los primeros trenes a vapor. Pero un día un señor llamado Nicolas Cugnot, también francés, se le ocurrió la loca idea de quitar a un carruaje los caballos y montarle una caldera a vapor, lo que sería el primer automóvil, que alcanzó la friolera velocidad de cinco kilómetros a la hora. Pa habernos matao.

La caldera de dicho vehículo tenía que ser alimentada por un fogonero o "chauffeur". Más tarde, cuando se inventó el motor de explosión a gasolina y se adaptó a otro pequeño carruaje, al conductor de dicho invento se le siguió llamando "chauffeur" y de esta forma tal palabra se adaptó al significado que se le da hoy día. Así que el chofer del autobús es ni más ni menos que el fogonero del bus. Las vueltas que da la vida.

DESASTRE

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Desgracia grande, suceso infeliz y lamentable". "Cosa de mala calidad, mal resultado, mala organización, mal aspecto, etc".

Bien, cuando nos encontramos la partícula "des", en muchos casos, significa lo contrario a lo que le sigue. Por ejemplo, desorden es lo contrario a orden, desmontar es lo contrario de montar. Así que la palabra desastre, des y astre, significa contrario a los astros. Hubo un tiempo que la astrología tenía mucha importancia en la vida cotidiana. Recuerdo aquí que una cosa es la astrología y otra la astronomía. La astrología es lo que suelen usar adivinos de medio pelo observando la bóveda celeste. Por cierto que siguen utilizando muchos escritos antiguos sobre astrología y predicción de sucesos, cuando las estrellas se han movido bastante desde que algunos se escribieron.

Históricamente hay muchos personajes que se han guiado por los astros para tomar decisiones y hoy día, a pesar de que está más que demostrado que la mayoría de esas predicciones astrológicas son una patraña, algunos no dejan de mirar el horóscopo en los periódicos y revistas, la mayoría dando predicciones contrarias, y es que el becario le echa toda la imaginación que puede al escribirlos, pero no le da por llamar al compañero de otro periódico para, al menos, ponerse de acuerdo.

En definitiva, la palabra desastre nació para definir cuando ocurría un hecho contrario a lo que predijeron los astros o más bien los saltimbanquis con túnicas de colores, gafas al revés o perejil en la oreja que se supone que los descifraban. Aunque la verdad, el auténtico desastre es gastarse el dinero en un payaso que te predice lo que te va a ocurrir y lo es, porque nunca ocurre lo que te han predicho. Pero bueno, cada uno se gasta el dinero en lo que le apetece. Así que si eres habitual visitante de adivinos, yo te hago una predicción: si sigues así acabarás arruinándote. Un desastre.

IDIOTA

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Que carece de toda instrucción". "Engreído sin fundamento para ello". "Tonto, corto de entendimiento".

Aunque hoy día la palabra idiota tiene un significado insultante, en su origen no era así. Para los griegos un idiota era un hombre que se ocupaba de sus cosas particulares y privadas, en contraposición del hombre público que ocupaba cargos, como podría ser un juez. También podía definir a un hombre excéntrico y retraído que vivía apartado de la sociedad.

Pero al pasar del griego al latín, idiota se comenzó a utilizar en forma de insulto como palabra para definir a un ignorante. Apuntar que en la Edad Media se llamaba idiota al clérigo que no sabía latín e idiotismo a hablar de forma contraria a cualquier regla gramatical de la lengua que se usara, lo que podríamos llamar a hablar sin conocimiento real de dicha lengua. En España podemos descubrir ejemplos de idiotismo en la mayoría de los currículos que el personal realiza para encontrar trabajo y se suele definir como nivel medio de inglés hablado y escrito.

PROPINA

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra significa: "Agasajo que sobre el precio convenido y como muestra de satisfacción se da por algún servicio". "Gratificación pequeña con que se recompensa un servicio eventual".

La palabra proviene del griego propinein. Pro (para) y Pinein (beber). Más o menos viene a significar dinero para beber o beber a la salud de otro. En su momento, existía la costumbre de beber parte del contenido de la copa, lo restante, lo bebía la persona a cuya salud se brindaba. Cuando del griego pasó al latín como "propinare" continuó manteniendo el mismo significado, pero agregando el de beber invitado por otro, tú te lo bebes y el amiguete paga. Con el tiempo llegó a lo que hoy día entendemos como propina.

No deja de ser curioso que en alemán o en francés, "propina" siga significando literalmente dinero para beber, ya se sabe que los franceses y alemanes de regalar o gratificar poquito y claro, así les va, que sólo ayudan a cambio de algo y si puede ser, que pague el otro. Una gran diferencia con el carácter solidario de los españoles, que no en vano sigue siendo, a pesar de la actual situación, el país que más intenta ayudar a los demás. Y es que a nosotros nos encanta que los amigos nos inviten, pero también nos encanta invitar cuando podemos. Los sureños saben de lo que hablo, que cuando comenzamos, pago yo, no, que pago yo... la discusión puede ser interminable.

VACACIONES

Según la Real Academia de la Lengua esta palabra no existe, lo que existe es vacación y significa: "Descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios".

Palabra latina cuya raíz es vacantio. En la Antigua Roma existían los dies vacantes, días exentos de obligaciones. Aunque he leído que era sólo libre de obligaciones religiosas, tengo que decir que ya por entonces existían las vacaciones tal y como las conocemos hoy día, sólo que más largas, pero de la misma forma que solemos hacer hoy, los que pueden, se aprovechaban para viajar o ir a la playa en la época de estío.

Con la caída del Imperio Romano, los caminos se hicieron peligrosos y comenzó la Edad Media, se acabaron las vacaciones. Bueno, no para todos, sólo para el pueblo llano. Aquí es donde el sentido de libre de obligaciones religiosas toma más sentido. Todo empezó cuando se dieron cuenta de que en verano era cuando más trabajo daba el campo, así que los jueces decidieron que los campesinos y plebe en general necesitaban de todo su tiempo para trabajar, así que los jueces y magistrados se tomaban vacaciones para no distraer a los currantes.

La Iglesia, que no es tonta, viendo que aquello era bueno, hicieron lo mismo, al estar encargados de la educación, vacaciones, pero no para que la chiquillería descansara, si no todo lo contrario, para que trabajaran en el campo. Así que en aquella época nada de vacaciones ni días libres, excepto si eras cura, juez, aristócrata o sencillamente tenías pasta, algo que normalmente iba unido a los tres conceptos anteriormente citados.

Aunque también he leído que en el siglo XVIII la aristocracia también comenzó a viajar, la verdad es que el pueblo llano no pudo hacerlo al continuar sin tener días libres o vacaciones, algo que se logró tras la Revolución Industrial y la aparición de los sindicatos que lucharon para que los trabajadores tuvieran sus derechos, poco más o menos esto de tener vacaciones no ocurrió con efectividad hasta el siglo XX.

Total, que tras el Imperio Romano, los ciudadanos no volvieron a tener vacaciones hasta casi dos mil años más tarde. Siempre que hay una gran evolución, suele haber una involución, algo que parece que estamos viviendo hoy día, ya que las libertades individuales y los derechos de los trabajadores no tienen nada que ver con los que existían hace dos o tres décadas, que eran infinitamente más amplios y permitían hacer turismo y tomarse el merecido descanso tras un año de duro trabajo.

Si quieres saber más sobre las vacaciones, la historia del turismo o más bien la historia de los viajes de forma más amplia, puedes ver el artículo que se publicó en Revista en Red llamado "Historia de los Viajes" pinchando AQUI.

Espero que te haya resultado entretenido este artículo. Seguiré recopilando información etimológica sobre palabras que tengan historias curiosas detrás para elaborar próximas entregas, si es que este artículo te ha resultado interesante y didáctico.

José Luis Carranco

Share
Share/Save/Bookmark

Comentarios 

 
+1 #1 derixp 25-07-2011 10:52
curiosa la de camarada.
Citar
 
 
+3 #2 Antonio González 03-08-2011 08:21
Esperando ansiosamente otra entrega. Muy bueno.
Citar
 
 
+2 #3 Moguel 26-08-2012 17:18
:lol: excelente!!!
Citar
 
 
-1 #4 noname 2 15-09-2012 20:09
seguramente con lo de idiota no ba por ma mal camino se lo que se siente :-*
Citar
 
 
-1 #5 noname 2 15-09-2012 20:11
Cito a noname 2:
seguramente con lo de idiota no ba por ma mal camino se lo que se siente :-*

Cito a derixp:
curiosa la de camarada.

yo tengo una tia de camarada y suele comer bien
Citar
 
 
-1 #6 Cibarma 03-06-2016 21:47
Una maravilla los relatos
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

INICIO
E.A.C. RADIO
Banner
APADRÍNANOS
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y así seguir creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.