COLABORA
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y contribuirás para que siga creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.

Siguenos en Facebook
¿Quién está en línea?
Tenemos 74 invitados conectado(s)
Comparte en Facebook

Es de sobra sabido que si en España los idiotas volaran jamás veríamos la luz del sol y que cada día que amanece el número de idiotas crece. Lo peor de todo es cuando quien está al frente del país es el más idiota entre los idiotas, que da órdenes a los idiotas que tiene a su cargo, que a su vez repiten las absurdas órdenes o leyes idiotas al resto de idiotas para imponerlas de forma idiota. Y no hay nada peor, que el más idiota entre los idiotas, arropado por una legión de idiotas, intente solucionar los problemas de los que sólo somos unos pobres ciegos.

Actualmente la red social más importante, que cuenta con un mayor número de afiliados, es Facebook y aunque le han aparecido competidores que parecen tener cierta fuerza como Google +, la red social de Mark Zuckerberg sigue estando a la cabeza y no se ve cercano el día en que sea desbancada. Ambas redes sociales mencionadas tienen una serie de normas cuando te afilias a ellas. Son sus creaciones, las ponen a nuestro servicio de forma gratuita y aprovechamos sus avances, es lógico que tengamos que aceptar sus normas si queremos estar en ellas, pero esta lógica a veces pierde su sentido cuando reflexionamos y vemos que realmente lo que pensamos que es gratuito, en realidad no lo es.

Antes de dar paso a un excelente documental sobre La Gran Depresión de 1929, me gustaría con tu permiso pergeñar una serie de reflexiones. Para aquellos que les interesa la Historia y tienen algún conocimiento de lo que llevó al crack de la bolsa de 1929, puede que la situación actual les resulte de lo más familiar. Entonces se especuló sobre todo con bonos y acciones, hoy con el ladrillo, pero el nexo común entre el pasado y el presente es la actuación de los bancos, que fueron los auténticos artífices de que tal especulación se llevara a cabo, concediendo créditos sin garantías reales que apoyaran dichos préstamos, más que inflar artificialmente el valor de aquello con lo que se avalaban.

Pasado, presente y futuro. En los últimos años, la velocidad con la que evoluciona la tecnología, hace que estas tres circunstancias convivan en un mismo instante de la historia y esto ha creado, crea y creará conflictos en el mundo de la creatividad y el rendimiento económico del mismo, sobre todo por parte de las grandes industrias multinacionales que se dedican a la explotación de las ideas y las creaciones, la mayor de las veces de una forma abusiva y obscena.

Soy de la opinión de que un periodista nace y luego se hace. Nace con la curiosidad propia que debe imperar en tan noble profesión y se hace con dos herramientas indispensables: leer y escribir. Dentro de la curiosidad que todo buen periodista ha de tener, dependiendo de sus propios gustos, están quienes se dedican a reportajes de investigación sobre temas concretos, que bien puede ser el descubrimiento de una vacuna o el tratamiento de una hecho histórico. Los hay que se dedican a los deportes en su más amplio espectro. Los hay que tratan temas de actualidad, ya sea política, cultural o científica. Pero el periodista, por encima de todo, busca la Verdad, así, con mayúsculas. Esa Misión, también con mayúsculas, está por encima de cualquier interés, ya sea económico o ideológico.

INICIO
E.A.C. RADIO
Banner
APADRÍNANOS
Escribir, crear, diseñar... es un trabajo con muchas horas detrás que tienen un valor y que es necesario para todos. ¿Qué valor le das tú a la cultura y al entretenimiento que te aportamos? Necesitamos tu apoyo para mantener Revista en Red. Es voluntario y con la cantidad que se pueda y así seguir creciendo y entreteniendo. Muchas gracias por valorar nuestro trabajo.